fbpx

Hilos tensores: di adiós a la flacidez facial

¿Te preocupa la flacidez presente en tu rostro? En nuestra clínica de medicina estética en Granada tenemos la solución a este problema. Hablamos de la técnica basada en hilos tensores. ¡Léenos a continuación! 😉

Hilos tensores: ¿qué son?

Los hilos tensores de sustentación es un tratamiento en medicina estética que trata y elimina la flacidez de la cara y el cuello. El objetivo de esta técnica, no es otro, que el de generar un efecto lifting en la zona facial y corporal. En el caso de la zona facial, mejora la flacidez del tercio inferior del rostro y el ovalo facial, tensando así el angulo mandibular.

Para ello estos hilos de material biodegradable, que no provocan alergia o rechazo, devuelven colágeno y tejidos de sustentación a la zona tratada. Estos hilos pueden ser de muy diferentes clases, como conos, espiculados, tornados, multifilamento, entre otros. La ventaja de este tratamiento es que no implica una operación quirúrgica, por lo que su aplicación es inmediata, indolora y efectiva.

Hilos Tensores: ¿cómo se realiza el tratamiento?

Con el fin de producir un efecto de redensificación en la piel, el tratamiento se realiza de la siguiente manera.

Previamente a la colocación de los hilos tensores procedemos a realizar una incisión en la zona a tratar. El hilo en cuestión se introduce por medio de una cánula, quedando “anclado” en el tejido subdérmico y retirando a posteriori la cánula.

La introducción de cada hilo provoca una fibrosis progresiva en el tejido subcutáneo, permitiendo la elevación y tensión natural del óvalo facial.

Efectos y duración del tratamiento

Efectos secundarios

El efecto lifting de los hilos tensores hace que pueda ser compatible con otros tratamientos, sin necesitar recuperación o incapacidad. Muestra de ello es que su visibilidad se produce de forma temprana, comprobando la definición del óvalo facial.

Respecto a los efectos secundarios destacamos que de forma leve puede producirse enrojecimiento de los puntos de inserción o pequeños edemas leves en la zona. No obstante la gravedad de los mismos no es notoria, experimentando en nuestros clientes una mejora en el plazo de 2 a 6 días.

Fases de duración

La duración la explicamos por fases. La duración de la sesión es de 30 minutos dependiendo del grado de flacidez o la fisonomía del paciente. La reabsorción posterior aproximadamente de 8 meses y la duración óptima de los resultados es de 12 a 18 meses.

Conclusiones finales

Como hemos visto el tratamiento de hilos tensores de sustentación aporta rejuvenecimiento y devuelve propiedades a la zona facial o corporal que vaya a tratarse. Si estás interesada/o en otra serie de tratamientos, podemos recomendarte este de ojeras y bolsas o este otro de reducción de grasa localizada.

¡No dudes en contactarnos para concertar tu primera consulta gratuita y resolver tus dudas! Además suscríbete a nuestra newsletter aquí para permanecer atenta a nuestras novedades y noticias. ¡Te espero en nuestra próxima entrada de blog! No dejes de cuidarte para brillar con luz propia cada día. 



Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram